Posts Destacados 

Quién es: La Chica Del Sombrero


¿Quién es, la chica del sombrero? Una de varias preguntas que por mucho que me las hicieran; siempre tenía una respuesta diferente o no tenía ninguna.

Cuando la gente se me acercaba preguntando sobre ello, una extraña sensación me asaltaba… era algo así como un híbrido entre temor y deseos de decir soy yo. Pero entre una cosa y la otra por lo general ganaba la primera.

Así como cuando emprendí esto, no tenía idea de lo que sería del todo, cuando la gente me preguntaba, era más o menos igual. Aunque sabía que yo era esa chica por la que preguntaban.

Más adelante, el asunto fue tomando forma y aún tenía la misma sensación, y no solo eso, sino que el miedo había ganado terreno por encima de todo. Para solucionarlo, había decidido manejarme como un grupo; así, cuando alguien preguntara, solo debía actuar como si cada escrito perteneciese a una persona distinta a Camille. Luego recordé el mandamiento: No hablarás falso testimonio. Éxodo 20: 16

Fue cuando decidí ayudarme, y cuando decidí que el temor no podía paralizarme y mucho menos complicarme aún más la vida. Me costó elegir entre aceptar o seguir con miedo, y decidí seguir, decidí que yo, soy La Chica Del Sombrero y más que decidir, acepté que lo soy. ¿y qué? ¿qué era lo peor que podía pasar? Pues como debí imaginarlo desde un principio, nada. La nada, era el peor de los escenarios (tanto temor por nada).

En ese momento descubrí que las razones por las que había querido evitar decir y asumir que era yo, La Chica del sombrero; esa atrevida dama, eran en realidad excusas. Excusas, con las que aún sigo lidiando, pero ahora pesan menos y tienen menos poder. Aprendí a lidiar con mis enredaderas mentales, aprendí a diferenciar las excusas de las razones y a partir de eso, a eliminar las que no me sirven (las excusas).

Además, descubrí, que según entré en concilio conmigo misma y con la identidad que había asumido, recibí más apoyo y fuerza, no solo de quienes me rodeaban sino de quienes de alguna manera se sintieron identificados con mis letras, así se trataran de mis propios pensamientos y escritos, o de las atrevidas citas literarias que me lancé a publicar, y para algunos incluso me había convertido en una inspiración (eso me dio más miedo aún). Descubrí un montón de cosas cuando me atreví y me acepté.

Aún, sigo peleando, aún sigo negociando con mis enredaderas, aún me cuesta establecer diferencia entre razón y excusa. Aún, todos los días tengo que encontrar nuevas maneras para eliminar las excusas; y cuando se acaban las excusas... llegan las razones y las acciones.

En fin, La Chica Del Sombrero; es una mujer que cuando no pudo cruzar el río en línea recta, le dio la vuelta e igualmente cruzó. Cruzó, y esa soy yo.

Hoy, complacida de lo que he logrado con ayuda de muchos, me alegra saber que, así como le he dado la vuelta a esta situación enormemente negativa, otros pueden hacer lo mismo. Que descubran al igual que yo, otras razones para seguir adelante, y también, de qué son capaces, y qué tan lejos pueden llegar.

Pero más allá de cualquier cosa; el descubrirse a sí mismos y, saber quiénes son.


Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
Other Favotite PR Blogs

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Búsqueda por Tags