top of page
Posts Destacados 

¡Vive!

María Africa García Vidal, probablemente pocos sepan de quién se trata. Sin embargo, hoy me gustaría contarles un poco sobre ella.


Cuando la conocí ya era una gran cosa,o más bien, una gran mujer. Tenía una emocionante historia que contar. Su vida, había sido mayormente buena, podría decirse que de película. Su nombre era María áfrica.


África, era una mujer de disciplina y de muchos talentos. De paso, quiero aclarar que escogí llamarla por su segundo nombre, África, porque me parece más apropiado para su historia que María, que es un nombre muy común.


Su vida me resultó impresionante, por que a corta edad, y en una época ciertamente interesante para las mujeres, había logrado hacer muchas cosas.


Muy joven tuvo que irse a vivir a otro país, cosa que hoy, podría no considerarse una gran hazaña, pero, tomando en cuenta que se muda de Barahona a Tenerife, donde recibió parte de su educación. Supongo, que ese cambio, debió ser algo drástico para ella.


Tiempo después, junto a su familia se mudó a Irlanda, y es allí, en donde decidió tomar la oportunidad, para convertirse en actriz.


Contrató a un manejador que la ayudó a construir un perfil para los fines; una vez más, debo reconocer que, no podemos subestimar la preparación, y he aquí la diferencia, entre la ‘‘gente con suerte’’ y la ‘‘gente sin suerte’’.


Probablemente, si hubiese sido menos ambiciosa, mediocre o conformista, ni siquiera se le habría ocurrido ser algo más que la aventajada hija de un diplomático Español. Mucho se habla de la suerte, pero, cabe destacar que, aunque algunos nacen con ella, no todos saben aprovecharla. De ahí la frase: Dios le da barba al que no tiene quijá;(quijada).


Junto a su agente, crearon un perfil ganador, donde ella no solo exhibió la preparación que ya tenía, sino que además, exponía, una serie de cualidades que la hacían más atractiva e idónea, para lo que buscaba lograr.


De ahí nace a quien hoy conocemos como la reina del technicolor, María Montez. Nombre que asumió en homenaje a la bailarina Lola Montez, de quien tal vez, hablaremos más adelante.


La materialización de un sueño hecho realidad, en el caso. no solo, de María África, no ocurrió por casualidad o suerte. Fue una cuestión de la suma de varias, buenas decisiones, tomadas previamente a la oportunidad que se le presenta más adelante. Y yo me atrevería a decir que, aquella niña dominicana, no se sentó sencillamente a esperar a que alguien le diera una oportunidad, sino que se atrevió a construirla.


Cuenta la historia que fue contratada por Universal Studios, protagonizó varios filmes, no solo en el cine americano, también en el cine europeo. Fue actriz de teatro y escribió también, poesías y canciones.


Finalmente, murió bastante joven, se cree que de un ataque al corazón, y si algo podemos decir de ella es que vivió.








Posts Recientes