top of page
Posts Destacados 

¿Cómo leer 10 páginas de un libro? (reto de los 75días


¡Holaaa! Terminé el reto de los 75 días, si aún no sabes de qué se trata te invito a visitar mi instagram, darle a seguir y luego revisar las historias destacadas, donde dice, Reto de los 75 días.


Todavía quedan cosas por contar, por ejemplo: el asunto de las 10 páginas de lectura de un libro y, lo de hacer ejercicio.


Esta vez les contaré lo ocurrido con la lectura durante esos 75 días.


La lectura, ya era uno de mis hábitos antes del reto. Así que, no tuve ningún problema con esto.


Sin embargo, el reto decía: Leer 10 páginas de un libro.


El asunto es, que siempre estoy leyendo varios libros a la vez, depende del día y del trabajo que esté realizando, y algunos de ellos, los leo por capítulos, no necesariamente por cantidad páginas y, la pregunta aquí era, qué podía hacer cuando un capítulo tiene menos de 10 páginas. Mi decisión fue agregar otro libro a la colección de lectura en turno, para no afectar mi estructura de progreso en los demás, o, completar con alguno de los que ya estaba leyendo, siempre y cuando no afectase el programa ya establecido, y así lograr cumplir en caso de que el capítulo no alcanzara.


De igual modo quiero aclarar que, en el reto no se hace aclaración de, si se trata de un único libro en concreto o, se refiere a no utilizar algún otro tipo de material de lectura, como: un blog, revista, periodico, etc. Así que, queda a opción de cada quien, siempre y cuando no sean menos de las 10 páginas, ni de otra cosa diferente a un libro.


Finalmente, quisiera contestar a quienes me preguntaron que, cuántos libros terminé, únicamente pude terminar dos.


El cálculo es muy sencillo, solo hay que multiplicar 10x75=750 páginas. Eso es más o menos uno o dos libros, todo depende del tamaño.

Igual, aunque no son tantas páginas, hacen una total diferencia, tomando en cuenta que con esto, puedes lograr establecer un buen hábito y cambiar el record de cero a uno por lo menos.


Así que, a ti que aún persistes en el reto, o si solo te interesa formar un hábito como este, aquí te dejo algunas recomendaciones:


En algunas ocasiones, a pesar de tener el hábito de leer, no se puede negar el hecho de que la vida sucede y, cuando vi mi racha en peligro, opté por leer a lo largo de todo el día. Es decir, que si tenía un momento en las mañanas, tarde y noche, tomaba el libro de turno y leía entre 3 y 4 páginas y, así lo hacía hasta completar por lo menos el mínimo de las 10 páginas, Como resultado, casi siempre estuve por encima de la meta.


Lo otro es, llevar un diario de frases y citas, que mayormente tomo de los libros que voy leyendo, me ayuda a estar motivada.


Si eres nuevo en esto de la lectura, te invito a leer mi blog, regularmente son lecturas cortas y por qué no, entretenidas, que se publican casi todos los Viernes entre las 9 y las 10 de la mañana, menos hoy porque hubo complicaciones.


Me gustaría compartir también, algo que puede ser hasta divertido de hacer para algunos lectores en construcción, esto fue algo que hice conmigo hace mucho tiempo, cuando era una lectora en construcción.


Para ser honesta, no solo no me gustaba la lectura, sino que me costaba aún más por problemas visuales.


Así que, además de los ya conocidos consejos para empezar a leer de manera habitual, decidí hacer una cita conmigo cada una o dos semanas, inicialmente, en un lugar atractivo que quería conocer, solía tratarse de una repostería, dulcería, chocolatería o cafetería muy chic.




Luego, como el bolsillo no daba para tanto, jajaja, mudé las citas a lugares menos costosos, como: un parque, una librería, alguna biblioteca o sencillamente un lugar tranquilo en donde pudiera leer durante 5 minutos.


Encontre un lugar o un momentos en casa, el trabajo, o en la universidad, durante el que me dedicaba a leer el libro de mi elección, inicialmente, durante cinco minutos. Fue una experiencia increíble, tanto por los paseos como por los libros.





En poco tiempo, había leído más libros de los me habría podido imaginar.


Pronto, esos cinco minutos de lectura, ya no eran suficientes. Tocó agregar más tiempo y sabor: algún chocolatico, una frutica, un dulcito, un batido saludable o alguna otra cosa de mi gusto.


Ahora, ya no solo leía en mis tiempos libres, también lo hacía en las noches y en algunos lugares a los que había empezado a frecuentar para tener el momento de lectura.


En aquel tiempo, mientras trataba de construir mi hábito, tuve muchas experiencias: buenas, raras y locas, lo más importante aquí es: Insistir, persistir y nunca desistir. Conocí gente, y descubrí que era casi casi un unicornio.


Eso, porque algunas veces, a alguien le resultaba un poco extraño ver a una persona joven leyendo un libro, en lugar de un celular.


Si llegaste hasta aquí estás a un paso más cerca, nos leemos el próximo Viernes.

Comments


Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
Other Favotite PR Blogs

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Búsqueda por Tags
bottom of page